Lecturas Recomendadas


Bitcoin, blockchain y tú

“El comercio en Internet ha llegado a depender casi exclusivamente de instituciones financieras que sirven como terceros de confianza para procesar pagos electrónicos”.
 
Es probable que esta primera frase del artículo “Bitcoin: un sistema de dinero en efectivo electrónico peer-to-peer”, publicado por Satoshi Nakamoto en 2008, termine siendo tan conocida como “Todas las familias felices son iguales, cada familia infeliz es infeliz a su manera”; o “Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos”. Después de todo, y pase lo que pase en los próximos años con bitcoin, podemos estar seguros de que la gente hablará del trabajo de Nakamoto un siglo después, como hablamos hoy sobre los de Tolstoi y Dickens. Y es que, a menos de una década de su lanzamiento, y a pesar de todos los esfuerzos realizados para acabar con él, bitcoin es el primer rival serio que podría llegar a arrebatarle el trono al todopoderoso dólar y convertirse en el nuevo patrón oro, poniendo patas arriba de paso el sistema financiero global. Además, su tecnología de base, blockchain, está reconocida como el agente de cambio que va a revolucionar por completo muchos sectores.
 
Sorprendentemente, nadie sabe quién es Satoshi Nakamoto. Podría ser un hombre, una mujer, o un grupo de personas: el nombre es un alias que aún no ha podido conectarse a una persona real, y de su trabajo solo existe registro escrito. Después de escribir el código de bitcoin, publicar el artículo y estar dos años más trabajando en el proyecto con un grupo de programadores y mineros que le ayudaron a poner todo en movimiento, envió un último correo electrónico a un colaborador en abril de 2011, diciendo: “He pasado a dedicarme a otros temas, probablemente no estaré disponible en el futuro”, y desapareció. Desde entonces, WiredNewsweekThe New York Times y muchos otros han intentado aparentemente sin éxito descubrir su identidad, convirtiéndole en el nuevo Santo Grial del periodismo de investigación.
 
Pero retrocedamos un paso. Se ha dicho una y otra vez que Satoshi Nakamoto concibió bitcoin como respuesta al terremoto que sacudió Wall Street justo un año antes, y a un sistema financiero que parecía querer demostrar que estaba podrido hasta los cimientos. De hecho, bitcoin llegó en los comienzos de lo que se ha dado en llamar la Segunda Gran Depresión, un momento en el que la gente tenía muchos motivos para querer cambiar de raíz ese sistema.
 
Es muy recomendable pasar un buen rato leyendo este artículo de 2011 de Joshua Davis para el New Yorker, en el que se describen los primeros pasos de la nueva criptomoneda y cómo poco a poco comenzó a tomar impulso, mientras periodistas de todo el mundo iniciaban la búsqueda de Satoshi Nakamoto. Aún hoy, nadie puede asegurar cuáles eran su identidad y sus motivaciones internas, pero es justo decir que al éxito del proyecto no le ha venido nada mal esa leyenda del cripto-programador solitario que pone en jaque al sistema y se desvanece después en las sombras, cuando su obra es ya irreversible.
 
Bueno, hasta aquí las historias de detectives. ¿Qué es Bitcoin? ¿Cómo funciona? Probablemente eso es lo que querías saber pero no te atreviste a preguntar en aquella conversación al lado de la máquina de café, y olvidaste googlear después. Ningún problema, para eso estamos aquí. Si no tienes muchas ganas de ponerte a pinchar enlaces,
aquí tienes la descripción de Wikipedia: Bitcoin (₿) es una criptomoneda, una forma de efectivo electrónico. Es una moneda digital y descentralizada que no depende de un banco central o administrador único, y que puede enviarse de usuario a usuario en una red peer-to-peer propia sin necesidad de intermediarios. Las transacciones son verificadas por computadoras conectadas a la red a través de criptografía y registradas en un libro mayor distribuido y público, llamado blockchain. Si prefieres una explicación para niños de 5 años, aquí está la gente de Coindesk para explicártelo con manzanas. Si prefieres un resumen ejecutivo para profesionales de las inversiones con el que mostrar tu lado más profundo e interesante en la próxima cena de parejas con tu jefe, échale un vistazo a la “Biblia de Bitcoin” de JP Morgan. Y si tienes tiempo de sobra y quieres empaparte del todo, puedes ir al repositorio de The Bad Crypto Research o vagar por las profundidades insondables del subreddit de Bitcoin.
 
En cuanto a la cuestión de si bitcoin conseguirá reemplazar al dólar como la moneda de reserva mundial, más que una discusión hay una guerra de trincheras. Por un lado, están los que dicen que no se trata de si, sino de cuándo. Por otro lado, están los dicen que desde luego es una cuestión de cuándo... de cuándo estallará la burbuja de bitcoin. Este artículo de María Bustillos para Medium es uno de las más interesantes que leerás sobre este tema. María dice que, filosóficamente hablando, tanto el bitcoin como el dólar son ilusiones. Alucinaciones masivas. O (como diría Yuval Noah Harari, el de Sapiens), realidades intersubjetivas, mitos compartidos que existen mientras la gente así lo decida. Bitcoin sería el mito de aquellos que quieren cambiar el sistema; el dólar y cualquier moneda emitida por un banco central serían el mito de aquellos que creen que el sistema está bien como está, y que un cambio tan profundo conduciría inevitablemente a un mundo distópico. Ya puedes elegir equipo, o si lo prefieres, sentarte y disfrutar del partido.
 
Echemos un vistazo ahora a blockchain, la tecnología base de bitcoin. Citando nuevamente la explicación de las manzanas de Coindesk, “básicamente es un libro en el que rastreas todas las transacciones: un libro mayor de contabilidad”. Blockchain es exactamente eso, un libro mayor del cual cada computadora conectada a la red bitcoin tiene una copia. Nadie puede cambiarlo sin que todas las demás computadoras de la red lo sepan. Aunque los registros no son inalterables, las “cadenas de bloques” se pueden considerar seguras por su diseño, y son un perfecto ejemplo de sistema de computación distribuida. Esa es la fuerza de blockchain. Como Sam Andoni nos dice en este artículo para Forbes, “la tecnología de libro mayor distribuido utilizada en blockchain ofrece múltiples beneficios a las empresas que requieren un alto grado de confianza en las transacciones comerciales”. Sam pone los ejemplos de bienes raíces y de identidad digital, pero hay muchos más sectores y administraciones experimentando con la tecnología. ¿Y qué es lo que vas a poder hacer tú con blockchain en el futuro cercano, si no lo estás haciendo ya? Aparentemente cualquier cosa, excepto nacer y morir (de momento); por ejemplo, votarusar las redes socialespedir un crédito, pagar o transferir dinero, invertir en acciones o en cualquier otro activoescuchar músicaenviar cualquier cosafabricar aviones y viajar en elloscomprar un coche o compartir unocontratar un seguro, incluso comprar cannabis... Lo dejamos ahí, la lista es interminable.

Bien, digamos que te has metido en los enlaces y has leído mucho. Ahora sabes lo que es un bitcoin. Comprendes la tecnología blockchain y su impacto en el futuro, y de hecho ya estás redactando mentalmente el demoledor correo electrónico que le piensas enviar a tu compañía de seguros, ya que nunca más la necesitarás. Lo que te queda por saber es... ¿compro un Bitcoin ahora o qué? Bueno, dependiendo de a quién le preguntes, puedes esperar que el precio llegue a cien millones de dólares para el año 2030 o que la burbuja estalle este mismo año.
 
En Goonder no jugamos a ser oráculos, lo nuestro es la democratización del acceso a las inversiones. La mayoría de los usuarios de la aplicación Goonder no tienen conocimientos financieros o no tienen tiempo para seguir los mercados, especialmente los de alta volatilidad. Solo quieren hacer que su dinero trabaje un poco y obtener un ingreso extra a fin de mes. Inicialmente, Goonder solo ofrecía oportunidades de inversión en las principales acciones del mundo. Pero teníamos que afrontar el hecho de que un alto porcentaje de nuestros usuarios, principalmente los más jóvenes, están más interesados ​​en las criptomonedas que en las acciones. Por eso, hace unos meses lanzamos las Crypto Alertas, que son señales de tendencias a corto plazo de varias criptomonedas, que ayudan a los usuarios a tomar decisiones de inversión tanto cuando el precio sube como cuando baja. Nuestro enfoque con las Crypto Alertas es ir a una estrategia de continuas compras y ventas de diferentes criptomonedas, limitando así la exposición y por lo tanto el riesgo. La idea es aprovechar todos los vaivenes del precio para obtener múltiples retornos de corto plazo. Es una estrategia complementaria a la mas clásica de colocar una cantidad fija en Bitcoin y esperar que eso te haga rico, si es posible antes de tu jubilación. Y, por supuesto, lo hacemos tan fácil y divertido como siempre.
 
 

© Goonder 2018

Nuevos artículos cada 2 semanas